Síguenos en Twitter     Síguenos en Facebook     Síguenos en Google+     Síguenos en YouTube     Siguenos en Linkedin     Correo Grupsagessa     Gmail     Yahoo Mail     Dropbox     Instagram     Pinterest     Slack     Google Drive     Reddit     StumbleUpon     Print

SOBRE EL AUTOR **

Mi foto
FACP. Colegio de médicos de Tarragona Nº 4305520 / fgcapriles@gmail.com

WORLD EMERGENCY MEDICINE SOCIETIES

Rapid IJ (aka Easy Internal Jugular Cannulation)

Buscar en contenido

Contenido:

jueves, 7 de julio de 2011

Fondo del ojo


Manifestaciones vasculares retinianas: ¿reflejan el estado del corazón?
Liewa G y Wang J. Revista Española de Cardiología 2011; 64 (6): 515-521

Introducción
Aunque la mayoría de las cardiopatías coronarias se pueden atribuir a la arteriopatía de las arterias coronarias epicárdicas, cada vez se tiene más constancia de que la disfunción microvascular coronaria tiene también un importante impacto.


Manifestaciones vasculares de la retina
La retina es el único lugar donde pueden obtenerse directamente imágenes de la microcirculación, lo que nos ofrece la oportunidad de estudiar in vivo la estructura y la patología de la circulación humana y la posibilidad de detectar cambios en la microvasculatura relacionados con el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. Además, los vasos de la retina pueden verse directamente no sólo mediante , oftalmoscopia, sino también por fotografía.
Las manifestaciones retinianas reflejan el daño vascular debido al envejecimiento, la hipertensión y otros procesos, y estudios patológicos también han indicado que las manifestaciones de la retina están estrechamente relacionadas con afecciones microvasculares de otros órganos.
De forma similar al vínculo entre la retina y el cerebro, hay indicios de que los cambios vasculares de la retina van de la mano de cambios patológicos en la microcirculación y la macrocirculación coronarias. En un estudio de 234 sujetos sin cardiopatía coronaria, el estrechamiento arteriolar de la retina se relacionó significativamente con las medidas de reducción de perfusión del miocardio en la resonancia magnética cardíaca. En otros estudios, las lesiones de retinopatía se relacionaron con una calcificación de la arteria coronaria (determinada por tomografía computarizada del corazón) proporcionalmente a la dosis, las lesiones más graves se relacionaron con una arteriopatía coronaria más grave en la angiografía. Por lo tanto, hay razones anatómicas, fisiológicas y patológicas que indican que los cambios en la microvasculatura retiniana pueden ser indicadores útiles de enfermedades estructurales vasculares de la microcirculación coronaria, y que la evaluación no invasiva de la retina puede ayudar a estratificar el riesgo de cardiopatía coronaria.
En una serie de estudios se ha indicado que las manifestaciones vasculares retinianas están relacionadas con la hipertensión arterial crónica y los marcadores sistémicos de inflamación y alteración de la función endotelial.
El Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC) (estudio del riesgo de aterosclerosis en diferentes comunidades), con una cohorte de más de 10.000 personas, fue uno de los primeros estudios que midió cuantitativamente los calibres de las arteriolas y de las vénulas y comunicó que las arteriolas más estrechas, lo que se definió mediante la relación arteriola/vénula, , predecían el riesgo a 3 años de episodios de cardiopatía coronaria. Esta relación se observó sólo en mujeres, y no en varones.
El estudio oftalmológico Blue Mountains Eye Study (n = 3.654) intentó abordar esta cuestión investigando la relación entre las variaciones del calibre de ambos vasos y la mortalidad por cardiopatía coronaria. Este estudio concluyó que la dilatación de las vénulas de la retina predijo el riesgo de mortalidad por cardiopatía coronaria a 9 años en varones y mujeres sin antecedentes de cardiopatía coronaria preexistente, y el estrechamiento de las arteriolas de la retina también predijo la muerte por cardiopatía coronaria en mujeres. , Cabe destacar, sin embargo, que el estudio oftalmológico Beaver Dam Eye Study (n = 4.926) no obtuvo el mismo resultado en lo que respecta a estas asociaciones con la mortalidad cardiovascular o por cualquier causa a 10 años.


Conclusión
Existe abundante evidencia científica existente de que las manifestaciones vasculares retinianas pueden reflejar el estado de la microvasculatura coronaria.