Síguenos en Twitter     Síguenos en Facebook     Síguenos en Google+     Síguenos en YouTube     Siguenos en Linkedin     Correo Grupsagessa     Gmail     Yahoo Mail     Dropbox     Instagram     Pinterest     Slack     Google Drive     Reddit     StumbleUpon     Print

SOBRE EL AUTOR **

Mi foto
FACP. Colegio de médicos de Tarragona Nº 4305520 / fgcapriles@gmail.com

WORLD EMERGENCY MEDICINE SOCIETIES

EMCrit Podcast 208 – Felipe Teran on Why We are Doing CPR Wrong

Buscar en contenido

Contenido:

sábado, 27 de febrero de 2016

Síndrome de marcapasos

Rodríguez L , Conde D , Baranchuk A. Insuf Card 2014;(Vol. 9) 1: 31-35
"La aparición de signos y síntomas de insuficiencia cardíaca (IC) o fibrilación auricular (FA) en pacientes con marcapasos, particularmente en pacientes añosos y con múltiples co-morbilidades, son atribuidos frecuentemente a mecanismos etiopatogénicos diversos. El síndrome de marcapasos representa una entidad relativamente frecuente, que suele ser subestimada o diagnosticada tardíamente y que afecta la calidad de vida de muchos pacientes con dispositivos. La prevalencia de este síndrome es variable y puede aparecer en pacientes, tanto con marcapasos unicamerales (modo VVI) como en marcapasos bicamerales (modo DDD). Existen fundamentalmente dos mecanismos principales involucrados en el síndrome de marcapasos: la pérdida de la sincronía aurículo-ventricular y la persistencia de la conducción retrógrada ventrículo-auricular. La elección incorrecta del tipo de dispositivo o la forma de estimulación pueden determinar una mayor morbilidad, por incremento en el desarrollo de FA, stroke o IC. 
Tratamiento 
El tratamiento del síndrome de marcapasos varía según el mecanismo que lo origina. En el caso de los pacientes con marcapasos VVI o VVIR sin FA, debería realizarse el upgrade a un dispositivo bicameral. Esta decisión debe ser consensuada con el paciente, dado que el reemplazo de un dispositivo se asocia con un incremento del riesgo de infecciones (3-7%), las cuales pueden ser graves y determinar la necesidad de la extracción de todo el sistema16. En el caso de tratarse de un marcapasos bicameral, debería hacerse hincapié en la correcta programación del intervalo PR y en intentar eliminar la detección de ondas P retroconducidas con la programación adecuada del PVARP (post-ventricular atrial refractory period), el acortamiento del intervalo AV o simplemente la activación de los algoritmos que previenen el marcapaseo ventricular derecho innecesario. Se ha observado, en pacientes con terapia de resincronización en los que se intenta evitar la retroconducción auricular, una elevada incidencia de intervalo PR mayor a 200 mseg que podría originar un síndrome de marcapasos. Este fenómeno puede solucionarse mediante ajustes en la programación y rara vez requiere de la ablación del nodo AV17. 
Conclusión 
El síndrome de marcapasos permanece como una causa relativamente frecuente de IC asociada con el uso de dispositivos. Su correcta detección y análisis de los mecanismos fisiopatológicos presentes en cada caso en particular, permite definir la conducta apropiada para el control de los síntomas y la prevención de complicaciones aún más serias."